El Monte Saint-Michel presentado por Eric Vannier

Todos los vídeos

El proyecto del Monte Saint-Michel visto por Eric Vannier

Después de 1300 años de actividades humanas y medioambientales, que han alterado notablemente el entorno natural del Monte Saint Michel, el lugar va a recuperar su esplendor original.

En 2015 concluirá el mayor proyecto ecológico del siglo XXI, que remodelará profundamente el paisaje del Monte Saint-Michel y resucitará el acceso propio de la época de las peregrinaciones.

La génesis del Gran Proyecto del Monte Saint Michel

El «Proyecto de restablecimiento del carácter marítimo del Monte Saint Michel» surgió de la voluntad de Eric Vannier de devolver al sitio su entorno histórico y milenario, rodeado por la marea y exclusivamente accesible a pie.

Rétablissement du caractère maritime du Mont Saint-Michel

Como todas las bahías del mundo, el Monte Saint-Michel es víctima de un enarenamiento natural de sus alrededores. Acelerado por el hombre, este fenómeno conduce al sitio a un destino medioambiental trágico: su unión inexorable y definitiva al continente.

El carácter insular y marítimo del Monte St Michel, que ha contribuido enormemente a su papel en la historia de Francia, estaba amenazado de desaparición. Si no se ponía remedio, el lugar iba a perder definitivamente una parte de su encanto y de su aureola.

El «Proyecto de restablecimiento del carácter marítimo del Monte Saint Michel» garantiza la preservación medioambiental, cultural y patrimonial de este tesoro de la humanidad. Permite perpetuar su atractivo y proteger la ecología global del sitio, convirtiendo definitivamente el Monte Saint-Michel en la octava Maravilla del mundo.

Las etapas del restablecimiento del carácter marítimo

En 1995, Eric Vannier firma con el Estado, la región de Baja Normandía, el departamento de la Mancha y el municipio del Monte Saint Michel el acuerdo oficial del «Proyecto de restablecimiento del carácter marítimo del Monte Saint Michel».

Ese mismo año comienzan los estudios para recrear los alrededores del Monte-Saint-Michel.

En 2000, se presenta al Sindicato mixto de la bahía del Monte Saint-Michel encargada del proyecto un informe-resumen.

En 2005, comienzan las obras con la edificación de una presa en el Couesnon.

Gracias a la acción combinada de la presa, el río y las mareas, los sedimentos han sido expulsados y han dejado de acumularse en los alrededores del Monte St Michel. Así, en 2009, cuando terminó de construirse la presa, los primeros resultados del desarenamiento ya eran evidentes.

Un año más tarde, en 2010, comenzaron las obras del parque de estacionamiento para los vehículos de los visitantes, y para los transportes que los acercan al Monte Saint Michel y al puente-pasarela que les permite acceder al sitio a pie.

A partir de 2012, el parque de estacionamiento y las lanzaderas se han puesto en funcionamiento.

En 2014, el «Proyecto de restablecimiento del carácter marítimo del Monte Saint Michel» asiste a la culminación de una de las principales etapas con la apertura al público del puente pasarela. Con una longitud de 760 m y 11 metros de anchura, esta vía describe una elegante curva y permite a los visitantes acceder al Monte-Saint-Michel a través de un paseo en madera de roble.

En 2015, con la destrucción del dique-carretera se dará por terminado al Gran Proyecto y el Monte Saint Michel habrá recuperado definitivamente su carácter marítimo e insular.

 

Mt Saint Michel

El Gran Proyecto y la visita del Monte Saint Michel

Gracias al atractivo y a la calidad del «Proyecto de restablecimiento del carácter marítimo del Monte Saint Michel», el Monte Saint-Michel se ha situado para siempre entre los sitios mundiales más importantes. Este inmenso proyecto ecológico garantizará un largo futuro turístico y habrá contribuido al desarrollo económico del Monte Saint Michel y su región.

La inauguración del sitio en la primavera de 2015 por el presidente de la República constituirá la primera etapa en la promoción del Monte Saint Michel en toda Francia y el mundo.

Desde entonces, el Monte Saint Michel volverá a ser una isla, a merced de las mareas, ofreciendo a los visitantes contemporáneos el magnífico espectáculo que los peregrinos podían contemplar antiguamente.

Es precisamente lo que había manifestado  Eric Vannier en 1983, cuando fue elegido alcalde del Monte Saint Michel y se convirtió en el alcalde más joven de Francia. Al lado de François Mitterrand, presidente de la República, en su primer encuentro con él, declaró: « Sueño con un gran proyecto para el Monte Saint-Michel que no sacrifique la naturaleza al hombre ni el hombre a la naturaleza. Reconciliar al hombre con la naturaleza y a la naturaleza con el hombre, este es un gran sueño de infancia que por fin se va a cumplir. »